Lección 59 de español

Diálogo

1/ Práctica de oraciones

EN EL RESTAURANTE

Javier y Sandra son novios desde hace meses. Es viernes y no tienen ganas de hacer la compra ni de cocinar. Así que deciden ir a cenar a un restaurante. Quedan sobre las nueve de la noche cuando salen de sus respectivos trabajos.

-Javier: Vamos a ver si Sandra no me hace esperar con la excusa de siempre:

“Lo siento, pero el gato no quería salir de la cocina.” Espero que no llegue tan tarde como el otro día.

Javier llega a los alrededores de su casa y llama por teléfono a Sandra:

-Javier: ¡Hola tesoro! ¿Estás lista? Yo estoy abajo esperándote.

-Sandra: Sí, mi amor, ya estoy lista. Cojo el bolso y salgo.

-Javier: ¡Gracias a Dios! Está lista… O por lo menos eso espero.

-Sandra: Hola. ¿Te gusta el vestido que me he puesto?

-Javier: A ver… Mmm… No está mal. Estás preciosa, nena.

-Sandra: ¿Qué tal el trabajo?

-Javier: Todo bien. Mi jefe no tenía su mejor día pero bueno… ¿Y tú?

-Sandra: Bien, la misma rutina de siempre. Necesito unas vacaciones… Oye, ¿vamos  a comer a aquel restaurante tan bueno? El primero de la calle Bermúdez. Se come verdaderamente bien allí, mejor que en aquel otro de la calle Pincel.

-Javier: Vale. Me parece una idea genial, y además no está muy lejos. Tengo un hambre…

Javier y Sandra llegan al restaurante, aparcan su coche y entran en el local. El camarero les saluda con una sonrisa y  les acompaña a la mesa.

-Camarero: Buenas noches, señores.

-Javier y Sandra: Buenas noches.

-Camarero: ¿Qué desean tomar?

-Sandra: Pues, creo que vamos a empezar con un buen vino.

-Camarero: Muy bien, si me permiten les sugiero un vino seco de Australia, perfecto para acompañar nuestro entrante “mar y montaña”.

-Javier: Oh, perfecto.

-Sandra: Sí, me parece bien.

El camarero vuelve con el vino y un plato a base de marisco y finas piezas de carne de ciervo, todo aderezado con una deliciosa vinagreta de almendras.

-Camarero: Señores, aquí tienen. Buen provecho.

-Javier: Gracias. Por favor, necesito otro tenedor. El mío se ha caído al suelo.

-Sandra: Eres peor que un niño. No aprendes nunca a estar tranquilo en la mesa.

-Javier: Eres tú, que enciendes mi pasión.

-Sandra: Oh, por favor…

La parejita se deleita comiendo y bebiendo.

-Sandra: Este entrante y este vino están buenísimos. Estoy casi llena.

-Javier: ¿Pedimos un segundo para compartir?  

-Sandra: Sí, mejor.

-Javier: ¡Camarero! Disculpe, queremos sólo un segundo plato para compartir porque estamos casi saciados. ¿Qué quieres, tesoro? ¿El filete a la parrilla con verduras o el solomillo ibérico?

-Sandra: El solomillo. Está más jugoso.

-Camarero: Muy bien. ¿Cómo quieren la carne: poco hecha, al punto…?

-Sandra: Al punto, por favor.

-Camarero: ¿Quieren vino tinto?

-Javier: De acuerdo. Un rioja si puede ser.

-Camarero: Por supuesto.

(…)

-Camarero: Aquí tienen. Un solomillo ibérico al punto.

-Javier: El vino está buenísimo y la carne también.

-Sandra: Sí. Es óptima. Como siempre, aquí comemos fenomenal.

(…)

-Sandra: Escucha, creo que no voy a tomar postre.

-Javier: ¿Pagamos  y nos vamos?

-Sandra: Sí, estoy cansadísima.

-Javier: Está bien, voy a pedir la cuenta. Voy un momento al baño, vuelvo y nos vamos.

-Sandra: Muy bien, cariño. Ya nos comemos el postre en casa.

La feliz pareja vuelve a casa después de disfrutar de una agradable velada.

Vocabulario

2/ Práctica de vocabulario

la rutina

el hambre (tener hambre)

la sonrisa

mesa para dos

el primer plato

el segundo plato

el postre

el entrante

el tenedor

el cuchillo

la cuchara

el plato

el vaso

la copa

la servilleta

el mantel

el filete a la parrilla

las verduras

las salchichas

el microondas

el horno

el congelador

la sartén

la olla

la cuenta

la propina

la carne de ciervo

la velada

          hacer la compra

cocinar

¿Estás lista?

aparcar el coche

reservar mesa

tomar nota

atender

servir

saciar (se)

hervir, cocer

freír

congelar

calentar

deleitarse

sugerir

encender la pasión

aderezar

mejor

peor

¡Buen provecho!

jugoso/a

Gramática

3/ Gramática:

Vocabulario familiar o de parentesco

En español expresamos las relaciones familiares con nombres específicos. Vemos el árbol genealógico de una familia cualquiera:

Juan María 

Alberto Susana   

Ana Toni

Carmen  Carla

Pedro Pablo

Juan y María es la primera generación de esta familia. Juan es el esposo o marido de María, y ella es la esposa o mujer de Juan. Para englobar a los dos podemos decir esposos.

Juan y María tienen tres hijos: Susana y Ana son las hijas y Toni es el hijo. Ellos tres son hermanos pero Toni  es el hermano de Susana y Ana, y ellas son las hermanas de Toni . De nuevo, tenemos dos palabras que expresan de forma general los géneros masculino y femenino.

Susana está casada con Alberto y Toni con Carmen. Alberto y Carmen son cuñados entre ellos. Además, Alberto es el cuñado de Toni  y Ana, y Carmen es la cuñada de Ana y Susana.

Alberto está casado con Susana y por eso es el yerno de Juan y María, que a la vez son sus suegros (suegro, suegra). Carmen es la nuera de Juan y María, que también son sus suegros.

Alberto y Susana tienen una hija que se llama Carla. Carla es la sobrina de Ana, Toni y Carmen, que a la vez son sus tíos (tío, tía).

Toni y Carmen tienen dos hijos, Pedro y Pablo. Ellos dos son los sobrinos de Ana, Susana y Alberto, que a la vez son sus tíos.

Carla es la prima de Pedro y Pablo, que a la vez son sus primos.

Carla, Pedro y Pablo son los nietos (nieto, nieta) de Juan y María, que a la vez son sus abuelos (abuelo, abuela).

Los comparativos

Cuando en español queremos comparar cosas, personas, animales o diferentes realidades, podemos hacerlo de tres formas: en superioridad, igualdad e inferioridad. Siempre necesitamos como mínimo dos sujetos para comparar, uno al inicio y otro al final de la frase.

Superioridad:

Cuando comparamos en superioridad, el primer sujeto está a un nivel más alto  que el segundo en algún aspecto. Usamos la estructura más…que:

-Madrid es más grande que Barcelona.

-Madrid tiene más monumentos que Barcelona.

-Mi hermano es más alto que tú.

-Mi hermano tiene más amigos que yo.

Con el verbo ser necesitamos adjetivos y con el verbo tener necesitamos nombres para poder comparar. Además, tenemos dos formas de superioridad especiales con el verbo ser: mejor que (más bueno/a que), peor que (más malo/a que):

-Yo soy mejor que tú.

-Este restaurante es peor que el otro.

Igualdad:

Cuando comparamos en igualdad, dos sujetos están al mismo nivel en algún aspecto. De nuevo usamos, sobre todo, los verbos ser y tener:

-Mi padre es tan guapo como mi madre.

-Estas fresas son tan caras como esas naranjas.

-Nuestra casa tiene tanto espacio como vuestra casa.

-Esta habitación tiene tanta luz como la otra.

-Tus padres tienen tantos coches como mis padres.

-Tu madre tiene tantas joyas como mi hermana.

Depende del verbo, usamos una estructura diferente. Si comparamos en igualdad con el verbo, la primera palabra tiene el mismo género y número que el nombre al que acompaña.

Con el verbo ser la estructura nunca cambia.

También podemos comparar acciones o verbos en igualdad, no solamente con nombres o adjetivos. En este caso, la estructura es diferente:

-En Inglaterra la gente bebe tanto como en España.

-Aquí se trabaja tanto como en China.

Inferioridad:

La comparación en inferioridad expresa que un sujeto está a un nivel más bajo o inferior que otro. De nuevo aparecen los verbos ser y tener:

-Yo soy menos tonto que tú (=más inteligente)

-Los españoles son menos nerviosos que los ingleses (=más tranquilos)

-Su prima tiene menos juguetes que ella.

-Este coche tiene menos potencia que el otro.

Siempre usamos la estructura menos…que. Pero cuando comparamos en inferioridad tenemos otra posibilidad. Podemos usar la estructura de igualdad en negativo:

-Yo no soy tan tonto como tú.

-Los españoles no son tan nerviosos como los ingleses (=más tranquilos)

-Su prima no tiene tantos juguetes como ella.

-Este coche no tiene tanta potencia como el otro.

De la misma forma, comparamos acciones en inferioridad con la estructura de la igualdad en negativo:

-En España la gente no bebe tanto como en Inglaterra.

-Aquí no se trabaja tanto como en China.

Preguntas y Respuestas

4/ Preguntas y respuestas

Comment vous appelez vous ?

Je m’appelle Julie.

Quel est votre nom ?

Mon nom est Dupuis, je suis Thomas Dupuis.

Êtes-vous étudiante ?

Oui, je suis étudiante.

Est-ce que Julie est enchantée?

Oui, Julie est enchantée.

Est-il ravi ?

Oui, Thomas Dupuis est ravi.

Quel est le nom de Julie?

Le nom de Julie est Fernand.

Est-elle journaliste ?

Non pas encore, elle est seulement étudiante en journalisme.

Est-ce que Julie cherche un travail?

Non, Julie cherche un stage.

Que donne Thomas à Julie ?

Thomas donne à Julie sa carte de visite.

Merci, à bientôt!

Je vous en prie! Au revoir!

Ejercicios lección 59 de Español

Abajo, tenéis 3 tipos de pruebas del curso de español online:

  1. un vídeo de comprensión interactivo en el que tienes que elegir la respuesta correcta con verdadero o falso.
  2. un ejercicio de práctica del vocabulario del texto escuchado en el que tienes que arrastrar y soltar la palabra que has elegido de la lista y pegarla en el buen sitio.
  3. ejercicio de gramática en el que tienes que rellenar los cuadros vacíos con las respuestas correctas.

Ejercicio de Comprensión

Ejercicio de Vocabulario

Ejercicio de Gramática