Lección 61 de español

Diálogo

1/ Práctica de oraciones

UNA ODISEA

Sandra, Miguel y Verónica iniciaron un viaje en coche de Barcelona a Valencia para pasar el fin de semana pero el viaje resultó ser algo más complicado. Alguien les robó el coche y tuvieron que tomar otro medio de transporte alternativo.

Ahora los tres amigos están en un tren de mercancías donde han subido sin pagar como auténticos polizones. Creían que eran los únicos a bordo pero hay más gente allí.

-Desconocido: Bienvenidos.

-Sandra: Hola…

-Desconocido: Tranquilos. No somos peligrosos. Viajamos clandestinamente para evitar a la policía, como vosotros.

-Sandra: Nosotros no somos criminales. Nos han robado el coche y hemos buscado la solución más rápida.

-Desconocido: Tampoco somos criminales. Venimos de un lejano país en África pero no hemos tenido suerte en este país, de momento. Soy Abdul y éste es Kebe.

-Sandra: Yo soy Sandra. Ellos son Miguel y Verónica. ¿Sabéis si este tren va a Valencia?

-Abdul: Bueno, no exactamente . Este tren llega sólo hasta Benicàssim, a unos kilómetros de la capital.

-Sandra: Vaya.

-Abdul: Así que os han robado el coche…

-Sandra: Sí, es una larga historia.

-Abdul: ¿Tenéis algo de comida? Llevamos un día sin comer nada.

-Miguel: Creo que me queda algo de mi bocadillo. Aquí tienes.

-Abdul: Muchas gracias, amigo.

Los inmigrantes ilegales devoran el bocadillo de Miguel. Sus ropas son viejas y están sucias pero la expresión en sus rostros es amigable. Juntos viajan hacia Benicàssim pero no saben qué va a pasar después. Después de un par de horas el tren se detiene. Han llegado a destino y deben bajar lo antes posible para evitar ser descubiertos.

-Abdul: Mucho cuidado ahora amigos. Tenemos que ser rápidos.

-Sandra: De acuerdo.

Bajan todos del tren y se dirigen a una valla que está cerca. Uno por uno saltan la valla y salen corriendo hasta la carretera más cercana. Deciden hacer autostop porque no hay ningún lugar donde tomar un taxi o bus.

Pasa una hora, pasan dos y la desesperación de los tres amigos aumenta. De repente aparece una furgoneta destartalada y haciendo mucho ruido. Se para justo a su lado. Es una familia gitana con una cabra en la parte de atrás.

-Gitano: ¡Hola! ¿Dónde vais?

-Sandra: Necesitamos llegar a Valencia.

-Gitano: ¿Todos?

-Sandra: Bueno, nosotros tres sí.

-Gitano: ¿Y ellos dos?

-Abdul: Nosotros estamos esperando a un amigo.

-Gitano: Podéis subir los tres entonces.

-Sandra: Gracias.

-Miguel: Abdul, Kebe. Gracias por todo. Mucha suerte.

-Abdul: ”Imsha allah.” Si Dios quiere.

Los tres amigos parten rumbo a Valencia con una cabra masticando hierba y una familia gitana con música de Camarón de la Isla a todo volumen. Les explican qué les ha pasado y prometen ayudarles a encontrar el coche. Si hay un coche robado en Valencia, ellos saben dónde está.

Sandra no puede creer todas las cosas que están sucediendo en un solo día. Sólo piensa en su coche y en recuperarlo. Mientras tanto, Miguel está jugando con la cabra y Verónica está dando palmas a ritmo de flamenco con la mujer del conductor.

Finalmente llegan a Valencia, a un pueblo gitano fuera de la ciudad. Van directamente a hablar con el patriarca de la familia y le explican la situación.

-Gitano: Mira papa. A ver si puedes ayudar a estos payos que se han “quedao” sin coche.

-El papa: ¡Válgame! ¡Qué poca vergüenza robar a unos payos! Voy a llamar al Raimundo y al Basilio. Vamos a encontrar el carro, claro que sí.

De pronto aparecen treinta gitanos y el patriarca habla con ellos. Después suben a sus coches y salen hacia la ciudad. Antonio, el gitano que los ha recogido, los invita a cenar. La casa es muy humilde pero el televisor es gigantesco. “La Negra”, mujer de Antonio, prepara una sopa con carne y verduras con un olor radioactivo. Sorprendentemente, está buena y los tres amigos se sienten reconfortados después de tomarla.

-Miguel: Muchas gracias. Está riquísima.

-La Negra: De nada. ¡Aquí se come mejor que en un restaurante!

-Desconocido: ¡Antonio!

El gitano oye una voz que le grita y sale fuera de la casa. Vuelve tras unos minutos.

-Desconocido: Ya está aquí el coche. Lo han “encontrao” cerca de la playa, intacto.

-Sandra: ¿De verdad?

-Antonio: ¡Vamos!

Los tres amigos salen de la casa y efectivamente, el coche está ahí. Parece ser que los ladrones tuvieron que huir por alguna razón. Los tres amigos están muy contentos pero, obviamente, si un gitano te ayuda, tú debes dar algo a cambio.

-Antonio: Esa radio me gusta mucho Sandrita.

-Sandra: ¿Qué quieres decir? ¿Es el pago por tu ayuda?

-Antonio: ”Pá” cubrir gastos, “ná” más.

Le entregan la radio al gitano y le agradecen la inmensa ayuda. Es hora de descansar. Sandra, Miguel y Verónica se dirigen a Valencia en busca del hotel más próximo. Éste ha sido el viaje de sus vidas.

Vocabulario

2/ Práctica de vocabulario

el/la polizón

el bocadillo

el rostro

el inmigrante ilegal

la valla

la desesperación

el/la gitano/a

la cabra

la furgoneta

la hierba

el/la conductor/a

el patriarca

el/la payo/a

el gasto

resultar

evitar

quedar

devorar

masticar

detenerse

aumentar

partir

prometer

suceder

dar palmas

clandestinamente

a bordo

lejano/a

descubierto/a

destartalado/a

Dios

a todo volumen

¡qué poca vergüenza!

¡válgame!

gigantesco/a

reconfortado/a

Gramática

3/ Gramática:

  1. Las preposiciones

    Las preposiciones son pequeñas palabras que establecen relaciones entre los elementos de una frase. Pueden expresar movimiento, tiempo, posición o el modo de hacer una cosa.


    La preposición “a” es muy frecuente en español, sobre todo con verbos de dirección y movimiento. La dirección puede ser tanto un lugar como una persona:


    -Voy a la escuela todos los días.

    -Viajo a Pequín el próximo fin de semana.

    -Me dirijo a ustedes en este momento para hablar de este tema.

    -Me dirijo a Cádiz por la autopista.


    Esta preposición también aparece en la estructura del futuro próximo o perifrástico:


    -Voy a estudiar.

    -Vamos a trabajar.


    Otro uso de la preposición a es expresar una distancia exacta o aproximada. Recordamos que la distancia y las localizaciones se expresan con estar:


    -Madrid está a 50 km de aquí.

    -Valencia está a unos 100 km de Castellón.


    También usamos a para expresar un momento temporal específico:


    -Me levanto a las siete y media de la mañana cada día.

    -Nos vemos a las ocho en el bar.


    Finalmente usamos a para expresar modos o maneras de cocinar:


    -Pescado a la plancha, al vapor, al horno… (al=a+el)


    La preposición de es muy útil y frecuente en muchas situaciones del español:


    -Vengo de Barcelona para trabajar aquí.

    -Soy de España.

    -Hoy es 15 de abril.


    En estos ejemplos expresamos el origen o la procedencia. Por otra parte, si queremos expresar la distancia debemos combinar esta preposición con adverbios de lugar, palabras que expresan distancia por sí mismas:


    -Argentina está lejos de Colombia.

    -Francia está cerca de España.


    También encontramos de para expresar el tiempo de dos formas: de forma general y de forma limitada. En esta última forma necesita la preposición a:


    De día estudio y de noche trabajo en un bar.

    -Trabajo  cada día de ocho de la mañana a seis de la tarde.

    -Estoy en Berlín del 10 al 20 de mayo.(del=de+el)


    Los límites en el espacio también se expresan con de y a:


    -Viajo de mi casa a la playa.

    De aquí a Madrid hay unos 300 km.


    Usamos de para expresar el material de un objeto y la cantidad de algo:


    -Este jersey es de lana.

    -Quiero un poco de agua.

    -Como un kilo de pasta cada día.


    Finalmente, usamos de para expresar la forma y el modo en que hacemos una acción:


    -Estoy de pie todo el día en el trabajo.

    -Salgo de fiesta cuando estoy de vacaciones.

    -En esta escuela se trabaja de forma individual, no en grupos.

  2.  

Preguntas y Respuestas

4/ Preguntas y respuestas

Comment vous appelez vous ?

Je m’appelle Julie.

 

Quel est votre nom ?

Mon nom est Dupuis, je suis Thomas Dupuis.

 

Êtes-vous étudiante ?

Oui, je suis étudiante.

 

Est-ce que Julie est enchantée?

Oui, Julie est enchantée.

 

Est-il ravi ?

Oui, Thomas Dupuis est ravi.

 

Quel est le nom de Julie?

Le nom de Julie est Fernand.

 

Est-elle journaliste ?

Non pas encore, elle est seulement étudiante en journalisme.

 

Est-ce que Julie cherche un travail?

Non, Julie cherche un stage.

 

Que donne Thomas à Julie ?

Thomas donne à Julie sa carte de visite.

 

Merci, à bientôt!

Je vous en prie! Au revoir!

Ejercicios lección 61 de Español

Abajo, tenéis 3 tipos de pruebas del curso de español online:

  1. un vídeo de comprensión interactivo en el que tienes que elegir la respuesta correcta con verdadero o falso.
  2. un ejercicio de práctica del vocabulario del texto escuchado en el que tienes que arrastrar y soltar la palabra que has elegido de la lista y pegarla en el buen sitio.
  3. ejercicio de gramática en el que tienes que rellenar los cuadros vacíos con las respuestas correctas.

Ejercicio de Comprensión

Ejercicio de Vocabulario

Ejercicio de Gramática